Innovación

Modelos de innovación

La innovación consiste en poner el futuro en la agenda del presente y en construir calendarios en los que la exploración encuentre un hueco entre las gestiones de los negocios actuales. Lograrlo requiere una mayor capacidad de empoderamiento de las personas mediante la concepción de empresas con estructuras más planas que eviten cualquier tipo de burocratización innecesaria.

Por eso entendemos la innovación abierta como la innovación en estado puro. Creemos en el talento, tanto interno como externo, y en la combinación de ambos, como la mejor herramienta para encontrar e implantar las mejores soluciones para cada caso y para cada cliente.

Emprendimiento corporativo

Las organizaciones pueden ser grandes plataformas para el emprendimiento. Incentivar el talento interno y poner a su disposición las herramientas adecuadas para que las personas sean capaces de cuestionar las viejas inercias y las propias metodologías es una de las mejores palancas para la mejora continua de las empresas.

Liderar la innovación

Introducir la innovación de verdad en la toma de decisiones, en la gestión o en los procesos requiere aprender a gestionar distinto. Al enfrentarnos al desafío de la innovación, de poco sirve la experiencia propia. Requiere siempre salir de la zona de confort. Por eso el reto más difícil es construir una cultura innovadora.

Dirigir la innovación en una organización supone la capacidad de desdoblarse y mirar la organización desde dentro y desde fuera. Significa pensar en grande para no matar las ideas cuando son todavía pequeñas. Debemos apostar por personas capaces de mostrar un liderazgo que ayude a la organización a salir de los enfoques verticales y promover una transversalidad creativa dentro y fuera de la empresa.